¿Qué es la anorexia?


La anorexia consiste en un trastorno de la conducta alimentaria que supone una pérdida de peso provocada por el propio enfermo y lleva a un estado de inanición. La anorexia se caracteriza por el temor a aumentar de peso, y por una percepción distorsionada y delirante del propio cuerpo que hace que el enfermo se vea gordo aun cuando su peso se encuentra por debajo de lo recomendado. Por ello inicia una disminución progresiva del peso mediante ayunos y la reducción de la ingesta de alimentos.

Normalmente comienza con la eliminación de los hidratos de carbono, ya que existe la falsa creencia de que engordan. A continuación rechaza las grasas, las proteínas e incluso los líquidos, llevando a casos de deshidratación extrema. A estas medidas drásticas se le pueden sumar otras conductas asociadas como la utilización de diuréticos, laxantes, purgas, vómitos provocados o exceso de ejercicio físico. Las personas afectadas pueden perder desde un 15 a un 50 por ciento, en los casos más críticos, de su peso corporal.. Esta enfermedad suele asociarse con alteraciones psicológicas graves que provocan cambios de comportamiento, de la conducta emocional y una estigmatización del cuerpo.

¿Qué es la bulimia?


Las personas que padecen bulimia son incapaces de dominar los impulsos que les llevan a comer, pero el sentimiento de culpa y vergüenza tras ingerir muchos alimentos les lleva a ayunar, usar purgativos y provocarse vómitos para prevenir el aumento de peso. Los bulímicos tienen cerca de 15 episodios de atracones y vómitos por semana y, en general, su peso es normal, por lo que resulta difícil detectar la enfermedad. En un solo atracón pueden llegar a consumir de 10.000 a 40.000 calorías.


El físico no lo es todo

El físico no lo es todo
¡¡¡RECUÉRDALO!!!

sábado, 22 de noviembre de 2008

Clases de anorexia

Vigorexia:

Es un trastorno alimenticio caracterizado por la presencia de una preocupación obsesiva por el físico y una distorsión del esquema corporal (dismorfofobia). Existen 2 manifestaciones: la extrema actividad del deporte o, la ingesta o comedor compulsivo para subir de peso pero en el espejo verse esqueléticos y seguir comiendo más. Aunque los hombres son los principales afectados por la vigorexia, estos oscilan entre los 17 y los 36 años de edad, que poco a poco van dedicando más tiempo a la actividad física.


La baja autoestima, convulsiones, mareos, dolores de cabeza y taquicardias son síntomas de este desorden. Es más mortal que la anorexia y bulimia, ya que sólo puede estar en el cuerpo o el enfermo puede durar con este trastorno máximo 6 meses.





Si bien es cierto que la vigorexia es un problema serio, también es cierto que tiene remedio. Para recuperarse de este desorden es necesario, que el afectado tome conciencia y acepte el trastorno. Es importante que se tome terapia psicológica individual y con técnicas de autoestima que le ayuden a darse cuenta que la imagen reflejada en el espejo no es como la percibe y que tiene que modificar su conducta con respecto a su cuerpo. También resulta esencial el apoyo de la familia y amigos. La ayuda de familiares y/o amigos es primordial pues debido a la pena de su enfermedad evitan ir con nutricionistas o especialistas.



Drunkorexia

La drunkorexia es un nuevo trastorno alimenticio que surge luego de una combinación de restricción de alimentos o atracones seguidos de vómitos con abuso de alcohol. Es decir, una mezcla de altas dosis de alcohol junto con anorexia o bulimia. El 30% de las mujeres que tienen problemas con el alcohol tienen también algún tipo de desorden alimentario.


El peligro de esta práctica es que no hay alimentos presentes en el estómago para frenar la absorción de alcohol en el sistema, lo que puede dar lugar a la persona convertirse en estado de embriaguez demasiado rápido, pasando a cabo, vómitos, o para obtener la intoxicación etílica.


Este tipo de enfermedad se da mayormente en mujeres que sufren algún desequilibrio en su vida como por ejemplo, la depresión posparto, altos niveles de presión y la exigencia que se vive en los grandes centros urbanos.